Review: BlackBerry KEYone

BlackBerry está de regreso, esta vez de la mano de TCL, que comenzó a ofrecer en la Argentina el BlackBerry KEYone, dispositivo que conjuga lo mejor del mundo BB con Android: seguridad y teclado físico junto a una pantalla táctil.

El dispositivo tiene un precio de AR$12.499 en Personal y de AR$17.999, liberado, en Frávega.

El BlackBerry KEYone es solo el primero en la lista de dispositivos de la marca que se comercializarán en los próximos meses.

Resumen

El ingenio parece escasear en una gran cantidad de fabricantes o al menos eso queda en evidencia al ver los diseños de sus celulares. Con KEYone, BlackBerry logró diferenciarse tanto a nivel software como en el hardware.

El diseño es único, tanto por los materiales de construcción como por la apariencia final, marcada por el teclado, que esta vez no es solo uno de los sellos distintivos de BlackBerry sino más bien una pieza imprescindible para la productividad: funciona como lector de huellas, trackpad y cada una de las teclas ofrece acceso a una función. Por ejemplo, la T puede ser configurada para acceder a Twitter y la F a Facebook. Así, sucesivamente, con todas las letras.

Otro diferencial del BlackBerry KEYone es la fuerte capa de seguridad. El principal encargado es el sistema DTEK, que permite tener control absoluto sobre lo que sucede en el dispositivo, algo que incluye limitar, uno por uno, los permisos de cada una de las aplicaciones instaladas.

Durante los días que pude probarlo, cualquiera que veía el equipo de inmediato preguntaba de qué marca se trataba. Develado el misterio, era frecuente ver caras de asombro.

Más allá de los sentimientos que despierta BlackBerry, hay razones para usar un BlackBerry KEYone: autonomía, productividad mejorada gracias al teclado y cámara con sensor Sony. También agrega radio FM, un punto a destacar porque no es lo frecuente en dispositivos de este tipo.

Diseño

El BlackBerry KEYone sobresale de inmediato por su forma, que conjuga una pantalla táctil de 4,5’’ con el clásico teclado que atrapó a todos los usuarios de la marca.

Los bordes superiores son casi rectos y los inferiores más redondeados. Del lado izquierdo se encuentra el botón de bloqueo y del derecho el de volumen y una tecla especial de acceso rápido a la función que uno decida configurar.

En la parte superior se destacan la cámara y los sensores de proximidad y de luz ambiente. En el lado trasero, se ubican la cámara, el flash y el logo de BlackBerry que acompaña desde hace años a los dispositivos de la marca.

Las terminaciones son en metal, salvo la parte trasera en donde predomina un material rugoso. Cuesta adaptarse al botón de bloqueo del lado izquierdo, pero se trata de simples costumbres.

El BlackBerry KEYone es muy cómodo para llevar en la mano; ofrece un excelente agarre por sus materiales de construcción y lo angosto del formato. De hecho, quienes no se acostumbran a llevar equipos súper livianos, darán la bienvenida a los 180 gramos del dispositivo.

Autonomía

El BlackBerry KEYone fue pensado para resistir duras sesiones laborales y de ocio. Posee una batería de 3.505 mAh, suficientes para dos jornadas de uso. Solo habrá algún sobresalto en caso de una fuerte actividad, pero eso ocurre al final del día.

En cualquier caso, el equipo es compatible con recarga rápida mediante USB-C: 50% de la batería se llena en solo 36 minutos.

Pantalla

La pantalla del BlackBerry KEYone es de 4,5’’, con resolución Full HD y 433 ppi. Tiene un formato de 3:2.

Leer más  BlackBerry Motion: presentan el smartphone de mayor autonomía de la marca

El comportamiento de la pantalla fue más que adecuado, aún en condiciones de mucha luz ambiente.

BlackBerry KEYone viene a poner un freno a un mundo donde las pantallas de lado a lado comienzan a imponerse para ofrecer mejores diseños y espacio de trabajo. El teclado quita algo de lugar al display, que sin embargo todavía resulta lo suficientemente grande como para tener dos aplicaciones abiertas al mismo tiempo. Eso, sin contar con que el teclado ayuda mucho a manejarlas.

Velocidad

El dispositivo cuenta con Android 7.1 prácticamente puro. El BlackBerry KEYone corre gracias a un Snapdragon 625, un octa core a 2 GHz, y 3 GB de RAM.

Los únicos agregados en software tienen relación con las herramientas DTEK; Privacy Shade (para que nadie pueda espiar la pantalla); Password Keeper (almacena y cifra todas las contraseñas); BBM; y Hub, la histórica aplicación de BlackBerry que permite tener en un solo lugar correos, mensajes de redes sociales, llamadas y notificaciones.

El KEYone permite trabajar de manera muy fluida, sin pausas importantes.

Mucho más que un teclado

El gran distintivo del BlackBerry KEYone es su teclado, que no solo vuelve a la vida como una forma de “parecerse a la vieja BlackBerry” sino más bien con el objetivo de convertirse en un aliado sin precedentes para el trabajo cotidiano.

Son varias las nuevas funciones. La primera tiene relación con que la tecla de Espacio funciona como lector de huellas. Su trabajo es muy preciso, prácticamente al mismo nivel de eficacia que el de Motorola: apenas se coloca el dedo, el dispositivo se desbloquea de inmediato.

El teclado funciona como trackpad, de manera que no es necesario acudir al panel táctil para desplazarse entre distintas pantallas: solo hay que mover el dedo de lado a lado o de arriba hacia abajo. Funciona de la misma manera al recorrer páginas web o apps de redes sociales.

La función más práctica del teclado del BlackBerry KEYone son los Atajos. El sistema permite que cada letra active una función o aplicación, una manera de acceder de forma rapidísima a cualquier rincón del dispositivo. Eso evita que el usuario deba llenar la pantalla de accesos directos a apps o recorrer interminables listas para encontrarlas.

Los Atajos de teclado admiten dos funciones por cada tecla, determinadas por una pulsación corta o larga. Por ejemplo, una pulsación corta sobre la G puede ser configurada para acceder a Gmail y una larga para ingresar de forma directa al buscador de Google.

Al igual que en BB10, los usuarios pueden “arrojar” palabras a medida que el predictivo funciona: solo hay que mover el dedo de abajo hacia arriba cuando el sistema muestra la palabra deseada. Es algo complicado aprender a dominarlo ya que resulta mucho más eficiente con un teclado táctil. De hecho, nació con el Z10.

Seguridad

Si hay un ítem en donde BlackBerry siempre se destacó es en la seguridad. El BlackBerry KEYone continúa por ese camino gracias a DTEK, Privacy Shade y Password Keeper.

Entre las tres -y junto a la capa de seguridad de Android-, BlackBerry KEYone se convierte en una de las soluciones más completas para el entorno corporativo.

DTEK permite configurar diversos aspectos de seguridad. Entre ellos se destacan la posibilidad de limitar, aplicación por aplicación, los permisos que posee cada una. Así, por ejemplo, se puede impedir que Facebook obtenga acceso a la lista de contactos del teléfono o cualquier otra función que el usuario entienda que no es necesaria.

Leer más  Snapchat y BBM, las apps de mensajería más inseguras

DTEK también permite el cifrado de datos y la administración remota, entre otras características. El sistema califica el nivel de seguridad y ofrece recomendaciones sobre cómo mejorarla.

Password Keeper es otra de las apps de seguridad preinstaladas. Ofrece almacenar todas las contraseñas de manera cifrada. Solo se puede acceder a ellas bajo un password maestro.

Privacy Shade, por último, permite oscurecer toda la pantalla, dejando una porción visible que el usuario puede ir desplazando por el display a medida que lo necesite. Es posible configurar el tamaño y la forma del área visible así como la transparencia en el resto de la pantalla.

De esa manera, el usuario puede alejar las miradas indiscretas de su display.

Cámara

El BlackBerry KEYone dejó en manos de Sony el sensor de 12 MP que conforma la cámara principal, que cuenta con una apertura de f2.0 y capacidad para grabar video 4K a 30 fps.

Ofrece un modo profesional, detección de rostros, estabilización de imagen y zoom digital de 4x.

 

La cámara delantera es de 8 MP con una apertura de f2.2, capaz de grabar en 1080p y de obtener selfies panorámicas.

Los resultados de la cámara fueron muy satisfactorios, con una reacción inmediata ante cada foto, permitiendo tomar varias sin pausas.

Sorprenden los resultados en condiciones de poca luz, ofreciendo detalles de los objetos. No es algo que se esperaría de un BlackBerry, que históricamente no tuvo una buena relación con la fotografía.

Fotos tomadas con el BlackBerry KEYone

Click para ampliar

Conclusiones

El BlackBerry KEYone mantiene vigente el encanto de la marca, potenciado ahora por la presencia de un teclado súper completo que facilita cualquier tarea, incluso más allá de la escritura gracias a las nuevas funciones.

El diseño quizás sea el punto más controvertido, pero es algo 100% subjetivo. Me resultó muy atractivo: el conjunto es robusto y se distingue en un mercado dominado por las pantallas con bordes redondeados. Es cierto que tanto el botón de bloqueo como el teclado requieren un “periodo de adaptación”, pero una vez superado se acaban los inconvenientes.

Sorprende muchísimo la calidad de la cámara, por lo que el aporte de Sony es más que bienvenido en ese campo, uno en donde las viejas BlackBerry estaban lejos de destacarse.

De la autonomía y la seguridad hay poco más para decir: es un BlackBerry; viene preparado para jornadas intensas.

Especificaciones BlackBerry KEYone

  • Pantalla: 4,5’’ IPS LCD (1620 x 1080) 433 ppi
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 625 (octa core a 2 GHz)
  • Sistema operativo: Android 7.1
  • Memoria: 3 GB RAM
  • Almacenamiento: 32 GB de almacenamiento, ampliables mediante microSD de hasta 2 TB
  • Tamaño: 149,3 x 72,5 x 9,4 mm
  • Peso: 180 gramos
  • Cámara: principal de 12 MP (f2.0) PDAF. Graba 4K. Cámara secundaria de 8 MP
  • Sensores: lector de huellas, giroscopio, luz ambiente, magnetómetro
  • Batería: 3.505 mAh

Precio: liberado, el Blackberry KEYone costará $17.999. Personal ya lo está ofreciendo, con abono, a $12.499.

Comentarios

Te puede interesar