Hace muchos, muchos años, cuando alguien compartía un contenido de Instagram en Twitter, la comunidad podía ver una imagen previa en tamaño completo y, al tocarla, acceder al post original. En un intento por atraer más usuarios, Instagram quitó esa posibilidad, obligando a todos a ingresar a su plataforma para ver el contenido. Después de 9 años de esa molestia, Instagram decidió que era un buen momento para devolver las vistas previas de los post en Twitter.

Con esto, si alguien comparte en Twitter una publicación de Instagram, verá una miniatura de las imágenes que puede esperar ver en la red social vinculada a Facebook.

“Dijeron que nunca sucedería… las vistas previas de las tarjetas de Twitter comienzan hoy. Ahora, cuando compartas un enlace de Instagram en Twitter, aparecerá una vista previa de esa publicación”, resumió la red social.

No está claro cómo se inició esta enemistad entre ambas redes sociales, pero sí que Instagram buscaba atraer una mayor cantidad de personas a su plataforma.

En 2012, fue Instagram la responsable de la ausencia de vistas previas en Twitter. Ahora, con un pequeño cambio en su código HTML, es también la responsable del regreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here