La Comisión Europea tiene todo preparado para presentar la propuesta legislativa que obligará a todos los fabricantes a utilizar un cargador único para celulares, tablets, auriculares, cámaras y altavoces, una manera de disminuir la basura electrónica. El elegido es el USB-C, por lo que se planteará un enfrentamiento contra Apple, la única que no emplea ese puerto en sus dispositivos.

La propuesta será presentada el jueves y, una vez debatida y aprobada, dará a los países de Europa un año para implementarla en las legislaciones nacionales, por lo que no sería hasta 2024 que se vean los efectos concretos en el mercado.

En ese lapso, será Apple quien deba defender su posición: el año pasado, mencionó que la norma “ahoga la innovación”.

¿Por qué? Apple utiliza Lightning como tecnología, un desarrollo propio para la recarga y envío de datos que requiere de un cargador y cables exclusivos. La idea de la Comisión es que todos los fabricantes, además de utilizar un mismo puerto, hagan que los sistemas de recarga rápida sean interoperables entre marcas y dispositivos.

La norma plantea además que los fabricantes dejen de ofrecer un nuevo cargador con la compra de un celular, dando la posibilidad de utilizar uno más antiguo.

El objetivo de la medida es reducir la cantidad de basura electrónica. En concreto, unas 980 toneladas al año.

En la actualidad, conviven tres puertos: USB-C, microUSB y Lightning, con una importante migración del segundo conector hacia el primero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here