WhatsApp ahora permite enviar fotos y videos efímeros, es decir, contenidos que solo podrán ser visualizados una vez. Pero la decisión de Facebook acerca de que los destinatarios puedan realizar capturas de pantalla genera potenciales riesgos, sobre todo vinculados a extorsión por motivos sexuales.

“Que la función sea compatible con las capturas de pantalla es un inconveniente por parte de la empresa matriz, Facebook. Ya que, a pesar del aviso, hace al usuario vulnerable ante ciberdelitos como la sextorsión o el grooming en el caso de los menores”, señaló Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Enviar una foto o video efímero en WhatsApp es muy sencillo: solo se debe seleccionar el archivo y en la caja de texto el 1 que aparece en la zona inferior derecha, antes del botón para enviar el mensaje.

La sencillez de uso junto con la propia naturaleza de la función, hace que pueda parecer ideal para enviar contenido sensible.

Del otro lado, abre nuevos riesgos de seguridad, no solo para los más jóvenes. Entre adultos, prácticas como el sexting pueden terminar en sextorsión.

“La víctima puede tener una falsa sensación de seguridad cuando envía este contenido usando funciones como la de WhatsApp, creyendo que el contenido delicado desaparece una vez que el destinatario lo visualiza. Nada más lejos de la realidad. El fundamento del delito de sextorsión es el chantaje, amenazando a la víctima con compartir los archivos privados a sus contactos o de forma pública y pidiendo a cambio dinero o favores como el enviar más contenido íntimo”, explicaron desde Panda.

Entre las medidas de seguridad de la nueva función de WhatsApp figuran que el archivo no se guardará ni en la Galería, ni en Fotos del destinatario; el emisor tampoco podrá volver a ver lo compartido una vez enviado; estos archivos no pueden ser destacados en el chat, ni restaurados con una copia de seguridad y tampoco se pueden reenviar. Además, solo aparecerá la notificación de archivo abierto en el caso de que el destinatario tenga activada la confirmación de lectura. Si no lo abre en 14 días, desaparecerá igualmente de la conversación.

Seguridad

Si la idea es utilizar las fotos y videos efímeros de WhatsApp para enviar contenido sensible, es importante hacerlo con ciertos cuidados.

Por ejemplo, evitar guardar esos archivos en un celular conectado a internet o en la nube, ya que los ciberdelincuentes podrían acceder a ellos a través de campañas de phishing.

Esto es lo que les ocurrió a las actrices Jennifer Lawrence, Scarlett Johansson, Lea Michelle y Kirsten Dunst, que en 2011 vieron como sus fotos más íntimas aparecieron en la red.

Un ciberdelincuente accedió a sus contraseñas de Google y de iCloud haciéndose pasar por las empresas que ofertan el servicio de almacenamiento en la nube.

Otro consejo es no abrir archivos adjuntos de contactos desconocidos o en los que no confías, ya que pueden contener un malware con el que acceder a tu celular.

También, previendo una pérdida o robo, es aconsejable cifrar el contenido y tener activado el bloqueo de pantalla a través de un PIN, un patrón, la huella dactilar o reconocimiento facial.

En el caso del grooming, estate pendiente de la actividad online del menor y toma medidas para proteger su privacidad. “Informales de los riesgos y de cómo desconocidos pueden ganarse su confianza con malas intenciones. Igualmente, hazles saber que deben informar a un adulto siempre que detecten un comportamiento sospechoso en línea”, aconsejó Panda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here