Ya está online Reverso, el consorcio argentino de medios contra la desinformación electoral coordinado por la organización verificadora Chequeado. Hasta el 10 de diciembre de 2021, trabajará para proteger la integridad de la conversación en torno a las elecciones legislativas.

Reverso difundirá verificaciones sobre contenidos engañosos virales para poner en evidencia y desalentar la difusión de información falsa sobre la campaña electoral”, explicaron.

De la iniciativa en contra de las noticias falsas forman parte 41 medios de gráfica, digitales, radio y TV: 0221, A24, Aire de Santa Fe, Ámbito, BAE Negocios, BigBang News, C5N, Canal 13, Canal 7 de Mendoza, Canal 8 de San Juan, Clarín, Crónica, Crónica TV, Cronista, Diario Popular, Diario UNO, Diario/Radio Con Vos, DiarioAr, El Día, El Litoral, Filo.News, La Capital de MDQ, La Capital de Rosario, La Gaceta, La Mañana de Formosa, La Nación, La Nueva, La Voz, LM Neuquén, Los Andes, MDZ Online, Minuto Argentina, Minuto Neuquén, Minutouno.com, Radio Continental, Radio Nihuil Mendoza, Radio Rivadavia, Radio 10, Río Negro, TN y Vía País.

El trabajo de Reverso está disponible en www.reversoar.com. La iniciativa recibirá sugerencias de material para chequear de todos los medios aliados y de cualquier persona que reciba un contenido sospechoso.

Leer más  Apple atrasa su tecnología para detectar contenido sobre abuso de menores

Para hacerlo, están invitados a comunicarse a través de las redes sociales de la alianza: @ReversoAr en Facebook, Instagram, TikTok, Twitter y YouTube. “Además, podés contactarte vía WhatsApp en ReversoAr.com/whatsapp”, explicaron.

La iniciativa cuenta con el apoyo económico de Facebook Journalism Project, Google News Initiative, TikTok y Twitter.

Como parte del programa, Facebook anunció que reducirá el alcance de las historias que hayan sido marcadas como falsas por Chequeado y notificará a las personas cuando quieran compartir ese contenido.

En 2019, la primera edición de Reverso logró que medios digitales y tradicionales de 20 provincias y la Ciudad de Buenos Aires colaboraran durante 180 días en la producción y difusión de contenidos verificados. Durante ese período, se publicaron 180 verificaciones, que sumaron más de un millón de visitas promedio por mes, solo en medios online.

Cómo funciona

Reverso publicó un documento para explicar cómo es la mecánica para pelear contra las noticias falsas.

“Serán objeto de verificación de Reverso las posibles desinformaciones virales que circulen principalmente en redes sociales, WhatsApp o plataformas como Chequeo Colectivo y YouTube; y no afirmaciones de líderes políticos o de opinión. Los medios sólo serán objeto de chequeo en tanto reproduzcan contenido falso o engañoso originado o que haya circulado previamente en las redes sociales”, detallaron.

Leer más  Adiós rayones: desarrollan un cristal para las cámaras de los celulares que mejora las fotos

El monitoreo y la selección de los temas que serán chequeados y publicados los hará el equipo y la mesa de edición de Chequeado, que podrá recibir sugerencias de los medios que participen de la alianza.

El equipo revisará permanentemente y seleccionará artículos, audios, imágenes y videos de las redes sociales que monitoreará, como Facebook, Instagram y Twitter; de mensajería privada, como WhatsApp; y plataformas de crowdchecking, como Chequeo Colectivo, y video, como YouTube; además de seguir las tendencias con herramientas de monitoreo para saber qué contenidos se está compartiendo más en cada momento, como BuzzSumo, Google Trends, CrowdTangle y Tweetdeck.

Luego de analizar los temas seleccionados, habrá cuatro categorías para calificar el contenido verificado:

– FALSO. La publicación, que puede incluir un mensaje y una pieza (foto, video, audio), ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables y los actores involucrados.

Leer más  Google Maps muestra centros de vacunación en varias provincias y estaciones de bicicletas BA Ecobici

– ENGAÑOSO. Parte de la publicación puede coincidir con ciertos datos verdaderos, pero -intencionalmente o no- fue manipulada para generar un mensaje en particular.

– VERDADERO. La publicación ha demostrada ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables y los actores involucrados.

– NO SE PUEDE PROBAR. La publicación no contiene referencia alguna (tiempo, lugar) que permita ubicar el contexto de lo que está sucediendo para que se pueda contrastar, o resulta imposible de chequear.

En caso de que un medio aliado publique una desinformación que el consorcio determine como tal, se compromete a cambiar el contenido actualizándolo en la misma nota y en el mismo link que se difundió originalmente. Se recomienda incluir una aclaración sobre el cambio en el texto.

“En el caso de que un medio de comunicación haya publicado una información falsa y luego la rectificara o eliminara, esto es explicitado en la verificación de la desinformación. Si esto ocurre después de la publicación de la verificación, se consignará en la nota con una actualización. Se recomienda utilizar esta práctica para corregir la información”, finalizaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here