El sistema de pagos de Apple no podrá ser el único dentro de las aplicaciones de la App Store, según determinó la Justicia de EEUU en el caso que enfrentó a la creadora del iPhone con Epic Games, una sentencia que la desarrolladora de Fortnite ya apeló.

La jueza Yvonne González Rogers dijo que Apple no puede impedir que los desarrolladores informen a sus clientes que existen alternativas más baratas de pago dentro de las apps.

Por ello, desde ahora deberá permitir que todas las apps incluyan un sistema de pago alternativo. Así, por ejemplo, Fortnite podrá incluir promociones de compra desde Epic Games, dentro de la app en iOS.

Esa decisión es un claro punto para Epic Games, pero el resto no y de ahí la apelación, que seguramente recibirá otra por parte de Apple.

“El Tribunal afirmó lo que sabíamos desde el principio: la App Store no viola la ley antimonopolio. Como reconoció el Tribunal, ‘el éxito no es ilegal’. Apple se enfrenta a una rigurosa competencia en todos los segmentos en los que opera (…) Seguimos comprometidos con garantizar que la App Store sea un mercado seguro y de confianza que respalde una próspera comunidad de desarrolladores y más de 2,1 millones de empleos en EEUU y en el que las reglas se apliquen por igual para todos”, recalcó Apple.

Queja de Epic

Son dos puntos los que no dejaron conforme a Epic Games. El primero es que deberá pagarle cerca de u$s3,6 millones a Apple.

La jueza determinó que la creadora de Fortnite deberá compensar a Apple con el 30% de los ingresos obtenidos con los métodos alternativos de pago que puso en el juego desde agosto hasta ahora. Esos mecanismos de compras fueron los que, precisamente, iniciaron la controversia legal y llevaron a Apple a expulsar a Fortnite de la App Store.

¿Por qué deberá pagar? Si bien Fortnite dejó de estar disponible en la App Store a mediados de 2020, quienes lo tenían instalado podían seguir realizando compras dentro de la app.

El segundo punto que Epic objeta tiene relación con la negativa de la jueza a abrir el camino para que los desarrolladores de juegos puedan incluir tiendas propias.

Apple tendrá 90 días para implementar los cambios, algo que se postergará en caso de que decida iniciar una apelación. Aun resta conocer qué decisión tomará la Justicia en la demanda entre Epic Games y Google, iniciada por la misma razón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here