Cambridge Analytica, la consultora acusada de usar indebidamente datos de millones de usuarios de Facebook, anunció que cerrará sus puertas, una medida que no evitará que siga adelante la investigación sobre su papel en el triunfo de Donald Trump en las elecciones de EEUU.

Cambridge Analytica y su casa matriz, SCL Elections, iniciaron los procedimientos para declararse insolventes en el Reino Unido y EEUU.

La consultora asegura que su imagen quedó dañada a raíz de “numerosas acusaciones infundadas” en los últimos meses.

“El asedio de la cobertura mediática se llevó virtualmente a todos los clientes y proveedores de la compañía”, según la compañía.

El caso

En 2014, el investigador Aleksandr Kogan creó una aplicación para conocer la personalidad de usuarios de Facebook, influenciado por un cuestionario de personalidad similar realizado por un laboratorio de la Universidad de Cambridge donde había trabajado.

Leer más  Microsoft Teams va por WhatsApp con nuevas funciones para la familia y amigos

Unas 270.000 personas instalaron la aplicación de Kogan en su cuenta de Facebook, lo cual implicó acceso a sus datos y a los de sus amigos. En total, el sistema tuvo acceso a información sobre unos 87 millones de personas.

Entre la información que reunió la app se encuentra la información personal de los perfiles, actualizaciones de estado, “Me gusta” y “en algunos casos, mensajes privados”.

Kogan vendió esa información a Cambridge Analytica, algo que la red social prohíbe: los datos recolectados solo pueden ser utilizados para hacer funcionar a la app.

Ya era tarde. Los resultados de la encuesta se combinaron con la actividad de los respectivos usuarios en Facebook y diversos algoritmos permitieron elaborar campañas segmentadas para unos 2 millones de usuarios en los EEUU durante la campaña presidencial de Donald Trump.

Leer más  ¿Qué es la verificación en dos pasos que impondrá Google en tus cuentas?