Juan Marenco BeInfluencers

*Por Juan Marenco, director general de BeInfluencers

La justicia de EEUU puso en pausa las idas y vueltas entre Oracle, TikTok y la administración de Donald Trump: suspendió temporalmente la prohibición de descarga de la app, por lo que millones de adolescentes pueden seguir subiendo videos sin el temor de ser bloqueados de un día para otro.

Esta batalla política y económica se extiende desde hace varios meses y mantiene la tensión de influencers, marcas e inversores. Demuestra la importancia de la Cultura de la Influencia hoy. Repasemos un poco los hechos y sus posibles consecuencias:

  • A finales de junio usuarios de TikTok de entre 15 y 25 años realizaron un boicot al lanzamiento de la candidatura de Donald Trump a la presidencia. Eso provocó cientos de asientos vacíos y una foto muy incómoda para el presidente.
  • En agosto, con la excusa de la privacidad de los datos y el peligro del uso de China de los mismos, dio la orden a TikTok de vender su operación en Estados Unidos y prohibió a las empresas norteamericanas a hacer negocios con la aplicación hasta que se concrete la venta.
  • A fines de septiembre, Oracle, Walmart y ByteDance, dueña de TikTok, acordaron crear TikTok Global. El acuerdo aún aguarda ser aprobado porque no conforma a todas las partes: China mantiene el poder sobre el algoritmo y EEUU se asegura que los datos de sus ciudadanos no salgan del país, pero Trump quiere que la mayoría accionaria sea de norteamericanos.

TikTok no sólo es efectivamente la primera red social rompe con el monopolio de Estados Unidos, sino que es la red que hoy usa una generación desencantada con las norteamericanas. Trump vio no solo que sus medidas le ponían cada vez más en contra a los jóvenes sino la posibilidad de intentar seducir a esa audiencia haciendo uso de TikTok. No sería extraño entonces empezar a ver contenidos y acciones cada vez más grandes en pos del presidente.

Mientras tanto, las marcas no quieren ni pueden dejar de estar en la plataforma porque, como decíamos, es la que mejor está capitalizando a un target (10 a 19 años) que no está en otro lado y no consume otro tipo de medios.

Esta nueva empresa creada con la fusión de Oracle, Walmart y TikTok no parece cambiar mucho el panorama, sólo sumar a un amigo de Trump en la mesa de directorio. Claramente, además, no ayudó en la imagen del presidente dentro de una generación joven que está pronta a votar por primera vez y está en una fuerte campaña por ir a hacerlo. Básicamente, probablemente esto haya sido todo una patada en contra que tenga un correlato en el resultado electoral.

Foto: visuals desde Unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here