Las autoridades chinas dieron el visto bueno para que comiencen los ensayos en fase 1, en la que se prueba la seguridad en personas, de una vacuna experimental contra el COVID-19.

El Ministerio de Defensa de China aseguró que investigadores de la Academia de Ciencias Médicas Militares habían desarrollado con éxito una vacuna contra coronavirus SARS-CoV-2. El equipo está liderado por la epidemióloga Chen Wei.

Las autoridades chinas también señalaron que los investigadores recibieron la aprobación para iniciar los primeros ensayos clínicos de la potencial vacuna.

El coronavirus SARS-CoV-2, que surgió en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019, ya causó más de 8.000 muertos e infectó a unas 200.000 personas.

El anuncio chino llega solo un día después de que científicos de EEUU informaran que habían iniciado el ensayo clínico de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la empresa de biotecnología Moderna.

Pruebas en personas sanas

Según informa la agencia de noticias Reuters, la base de datos china de registro de ensayos clínicos indica que se llevará a cabo una prueba de fase 1, en la que se examinará si la vacuna experimental es segura en humanos.

En principio, reclutarán a 108 personas sanas para que participen entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre.

El ensayo será realizado por la Academia de Ciencias Médicas Militares y la firma china de biotecnología CanSino Biologics.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que no esperan que ninguna vacuna completamente probada y aprobada llegue al mercado hasta mediados del próximo año.

Tratamiento japonés

Las autoridades médicas de China señalaron que un fármaco utilizado en Japón para tratar nuevas cepas de gripe parece ser eficaz en pacientes con coronavirus.

Zhang Xinmin, funcionario del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China, dijo que el favipiravir, desarrollado por una filial de Fujifilm, había producido resultados alentadores en los ensayos clínicos en Wuhan y Shenzhen, en los que participaron 340 pacientes. «Tiene un alto grado de seguridad y es claramente efectivo en el tratamiento», sentenció.

Vía: SINC
Foto: ThisisEngineering RAEng

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here