Fortnite quedó fuera de la App Store (iOS) y Google Play (Android) luego de implementar un método de pago propio para saltear las comisiones de 30% que Apple y Google cobran a los desarrolladores por las operaciones que se realizan dentro del juego.

Epic Games, desarrolladora de Fortnite, inició una demanda contra Apple y Google, además de la campaña #FreeFortnite inspirada en el mítico comercial de la empresa de la manzanita donde, irónicamente, llamaba a liberarse de IBM y pasarse a Mac.

La demanda llega en medio de las tensiones de entre la administración de Trump con Apple, Google, Amazon y Facebook por considerar que llevan adelante prácticas antimonopólicas.

Spotify aplaudió la medida de Epic. La app de música inició un proceso en Europa por la obligación que impone Apple acerca de utilizar el sistema de compras de la empresa en cada aplicación, además de cobrar una comisión de 30%.

“Al ofrecer un sistema de pago alternativo, no solo estamos ofreciendo mayores posibilidades a los jugadores, sino que podemos aplicarles los descuentos”, aseguraron desde Epic.

Oferta=demanda

Fortnite comenzó a ofrecer la compra de 1.000 paVos (moneda virtual del juego) por u$s9,99 a través de Google Play o App Store. Si la compra se realizaba mediante el sistema de pagos directo de Epic, el precio bajaba a u$s7,99.

Fortnite Android

“Los jugadores que utilicen las opciones de pago de Apple y Google no podrán disfrutar del descuento ya que aplican una tasa desorbitada del 30% a todos los pagos. Si reducen esta tasa, Epic aplicará el descuento directamente al jugador”, dijo la empresa detrás de Fortnite.

Apple y Google defendieron la salida de Fortnite de sus tiendas al señalar que Epic incumplió las normas y aclararon que los usuarios podrán seguir usando el juego, que solo podrá ser descargado desde la página oficial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here