Desarrollado entre el Conicet, la UBA y la UNSAM, Atom Protect es un barbijo que utiliza una novedosa tela antiviral con la capacidad de eliminar el coronavirus en 5 minutos.

La mascarilla, triple capa, es antibacterial, antiviral y antihongos y sus creadores aseguran que su efectividad es comparable a la de 15 barbijos descartables.

Está preparado para un uso contínuo de 8 horas por día, con la capacidad de absorber la humedad generada por la respiración, al hablar o toser. Soporta hasta 15 lavados, en agua y jabón, sin perder sus propiedades.

El precio unitario es de $324, con posibilidad de comprarlos en cajas de 10, 20, 40 o 320 unidades.

Es fabricado por una pyme textil llamada Kovi, pero el acuerdo con los investigadores es que durante los primeros 6 meses de producción deberá donar el 10% de las telas a pequeños talleres del Conurbano bonaerense que confeccionarán barbijos para entregarlos gratis a quienes no puedan comprar uno.

Características

A la espera de desarrollar una versión de la tela para profesionales médicos, que no debe ser tejida, los investigadores destacaron la facilidad para la fabricación en Argentina.

“Todos los insumos que requiere están disponibles en grandes cantidades y el proceso industrial utilizado para su manufactura se puede hacer en cualquier fábrica textil, dado que es el mismo que se usa para teñir telas; por lo que es posible producir estos barbijos en las cantidades que se requiera”, explicó Silvia Goyanes, investigadora del Conicet y una de las directoras del proyecto.

Sus propiedades bactericidas y antihongos hacen que sea más higiénico y evita que la persona que lo usa respire sus propios gérmenes y que, si accidentalmente toca la mascarilla, haya menor riesgo de contagio.

“Otra ventaja que tiene este barbijo, con respecto a productos que ejercen acción antiviral a través de campos electrostáticos, es que esta acción antiviral de las telas desarrolladas no tiene fecha de vencimiento”, indicó Goyanes.

Cómo se hace

Las telas utilizadas para la fabricación de estos barbijos son tejidas de algodón poliéster -como el de las sábanas- que adquieren la propiedad de inactivar virus y matar bacterias y hongos a partir de ser tratadas con diversos productos antivirales y antimicrobianos que desarrolló el equipo de investigación.

La capa de tela interior del barbijo –la que queda junto a la boca y la nariz- incorpora iones de plata y otros compuestos fungicidas y antibacterianos, junto con materiales poliméricos que permiten la retención de estos activos. La capa de tela externa es tratada con un producto que contiene iones de cobre –que son los que le brindan al tapabocas la acción antiviral-, compuestos fungicidas, bactericidas y polímeros.

“Sobre la tela externa se aplica una tercera capa polimérica semipermeable que permite lentificar el proceso de absorción de la microgotas en las que se transportan las partículas virales. Lo que hace esto es otorgarles más tiempo para ejercer su efecto a los iones de cobre y al resto de los componentes antimicrobianos, cuya acción, de todas formas, es muy rápida. Si uno tira una gota de agua sobre esta capa externa, observará que va a demorar mucho tiempo en humedecer la tela”, explicó Goyanes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here