Dash Cart es el nombre del carro de compras con el que Amazon quiere volver a revolucionar los supermercados. Es capaz de escanear cada producto que se pone dentro y luego cobrar, tal como si fuera una tienda Amazon Go, pero sobre ruedas, sin sensores ni cámaras alrededor.

Dash Cart tiene una apariencia similar a la de un carrito de compras tradicional, aunque en la zona del manillar está la mayor diferencia: allí se alojan los sensores y otros elementos que permiten escanear los productos que las personas compran y por las que luego pagarán. Sí, al mismo carrito.

El sistema es similar a Amazon Go, las tiendas que revolucionaron las compras al permitir agarrar cualquier producto y retirarse sin hacer filas: una serie de sensores y cámaras detectan los movimientos y más tarde le debitan al usuario lo que compraron.

Dash Cart hace lo mismo, pero sin necesidad de contar con sensores y cámaras alrededor. Todo está incluido dentro del carro. Sí, también una balanza para confirmar cada ítem, tal como ocurre con las cajas automáticas en varios supermercados de la actualidad.

¿Cómo se paga? Solo es necesario colocarse en un carril especial en donde se revisa la compra de manera digital, sin humanos de por medio. El pago es a través de la cuenta de Amazon de cada usuario, tal como ocurre con Amazon Go.

Amazon Dash Cart

Límites y pruebas

El sistema Dash Cart solo está pensado para compras pequeñas dado que el espacio de guardado es limitado. Tampoco es posible comprar automáticamente productos “al peso”, como podrían ser frutas y verduras elegidas por la persona. En ese caso, será necesario ingresar a mano el ítem y luego colocarlo en el carro.

El carrito de compras inteligente de Amazon debutará a modo de pruebas en una tienda de Los Ángeles, más precisamente en el barrio de Woodland Hills.

No se trata de una tienda Amazon Go sino de una tradicional, solo con la fila especial para confirmar la compra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here