La cuarentena por coronavirus ofrece una buena oportunidad para aprender a sacar mejores fotos con el celular. Una de las tendencias de este año son las fotografías macro, que permiten enfocar objetos a una distancia prácticamente imposible para un móvil sin ese tipo de lente.

Jonas Papier, director y fundador de Motivarte, una escuela de fotografía de Argentina, elaboró una breve guía para obtener buenas fotos macro en la cocina, uno de los espacios más utilizados durante la cuarentena.

La cámara macro debutó en el mundo de los celulares junto al Motorola One Macro. La marca luego la llevó a otros equipos, con el Moto G8 Power marcando el ejemplo más reciente.

La ventaja de este tipo de cámaras es que son capaces de enfocar objetos a una corta distancia (2 centímetros en el caso de Motorola) de manera muy veloz y sin esfuerzo.

Fotos macro en la cocina

“Si me preguntan qué es lo más importante a tener en cuenta, es, sin duda, la iluminación (idealmente natural) y algunas servilletas blancas. La diferencia entre cada foto está, a veces, en la sutileza de correr los elementos a centímetros o correrse uno en relación con los elementos que aquí verán”, inició Papier.

Fotos macro Motorola

Para tomar fotos macro, Papier puso como ejemplo las tomadas por él y recomienda:

  • Todas tienen como parámetro en común que la luz es de una ventana lateral derecha, con luz solar reflejada, proveniente de una pared que está en el exterior, en vez de iluminar estos elementos directamente, algo que se conoce como “luz dura”, porque produce sombras muy marcadas. Algunas fotos fueron “rellenadas” desde el lado opuesto, con algún elemento blanco, que perfectamente puede ser un rollo de papel de cocina. Ese “relleno” de luz, es el que determinará mayor o menor contraste en la fotografía final.
  • En relación a la captura de estas imágenes, cabe destacar que fueron hechas en formato RAW, que en inglés significa “crudo” o sea sin “revelar”, por lo tanto podemos retocarla con alguna de las aplicaciones que elijamos, como, por ejemplo, el Snapseed, pero con la ventaja que no se perderá nada de calidad hasta que “abramos el archivo”. En general las fotos sacadas en modo manual y RAW tienen un aspecto de “mal sacadas”, pero en realidad se ven listas para procesar y luego abrirlas para retocarlas lo menos posible, ya que un exceso de retoque empezará a disminuir su calidad.
  • Si nos referimos específicamente a las tomas que se ven aquí, las mismas fueron retocadas con Snapseed y se usaron muchas herramientas diferentes: brillo, contraste, saturación, sombras, pero además se agregó “detalles” y filtro “glamour” para darle ese efecto suave, como para que parezca un cuadro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here