Razer Junglecat: cómo es el mando de videojuegos para el celular

Razer Junglecat, un mando que convierte cualquier celular en una consola portátil de videojuegos: cómo se usa

Razer presentó Junglecat, un control que permite emparejar cualquier celular para convertirlo en una completa consola de videojuegos portátil, al estilo de la Nintendo Switch. También es compatible con PC.

Razer aprovechó la popularidad de los videojuegos para móviles para anunciar Junglecat, un dispositivo con mandos físicos para una mayor precisión y comodidad al momento de jugar.

“Con tantos battle royals, first person shooters y juegos de pelea necesitando puntería y timing precisos, los jugadores están forzados a usar técnicas incómodas para poder ver que es lo que ocurre, mientras intentan controlar a su personaje”, explicó Razer.

El mando de videojuegos para celular de Razer cuesta u$s99,99.

Razer Junglecat

El Razer Junglecat es heredero de un modelo presentado hace unos 5 años para iOS. La actual versión solo es compatible con equipos Android 7 en adelante y PC con Windows 8.1 o superior.

Atención con el celular

El Razer Junglecat permite liberar la pantalla del móvil para tener una mayor visión. El dispositivo cuenta con dos thumbsticks análogos y botones táctiles en cada lado.

Las cuatro partes del dispositivo, incluido un Razer Phone 2 en su case

En total, el dispositivo está compuesto por tres o cuatro partes, dependiendo del celular que se posea: un mando izquierdo con un d-pad de 4 lados; el mando derecho con 4 botones de acción; y un “muelle” que une ambos mandos.

Aquí es en donde se complica. Si el Junglecat es comprado en EEUU, incluye un case para Razer Phone 2, Samsung Galaxy Note 9 y Samsung Galaxy S10+. En el resto del mundo, la caja incluye un case para Razer Phone 2, Huawei P30 Pro, Samsung Galaxy S10+.

Razer Junglecat
Juego a distancia, sin el case de Razer

¿Para qué sirven los case? Básicamente, reemplazan al “muelle” que une ambos mandos. Entonces, el usuario encontrará que puede jugar con el celular en sus manos. Ese modo de uso recuerda mucho el Moto GamePad, que convierte a cualquier Moto Z en una consola de videojuegos.

Si no se cuenta con uno de esos celulares, el usuario deberá “conformarse” con acoplar los mandos al “muelle”, ubicar su móvil o tablet sobre una mesa y jugar a distancia.

¿Y si tengo uno de esos celulares? Entonces se podrá optar por jugar en movimiento o con el móvil apoyado sobre una superficie estable.

Razer Junglecat
Junglecat con el case oficial

En todos los casos, se necesitará tener el Bluetooth activado para el emparejamiento. Razer asegura que Junglecat ofrece más de 100 horas de uso con una sola carga.

Razer aconseja descargar Gamepad App para personalizar Junglecat, incluida la sensibilidad y función de cada botón. Sirve además para descubrir juegos compatibles y establecer las preferencias de uso de cada uno.

Leer más:

Te puede interesar