Nissan: “Los autos sin conductor deberán adaptarse a cada país”

Nissan: “Los autos sin conductor deberán adaptarse a las costumbres de cada país”

(San Pablo – Enviado especial) – “Para que los autos sin conductor tengan éxito deberán adaptarse a cada país y sus costumbres”. Esa es la premisa bajo la que trabaja Melissa Cefkin, ex científica de la NASA y titular del Centro de Investigación de Nissan en Silicon Valley, encargado de alimentar la inteligencia artificial que da vida a los coches autónomos de la automotriz japonesa.

Cefkin fue una de las figuras de Nissan Futures, un evento mundial que por primera vez se realizó en América Latina, más precisamente en San Pablo, Brasil. Allí, la firma dio detalles sobre Nissan Intelligent Mobility, la visión sobre el futuro de la movilidad basada en tres pilares: conducción, energía e integración de los vehículos con el entorno.

El ítem energía quedó completo con el anuncio sobre la llegada del Nissan Leaf a la Argentina y otros 7 países de la región. En cuanto a la conducción inteligente e integración, Cefkin fue terminante: “Los autos deben tener inteligencia social (…) Trabajamos para que el auto tome decisiones de manera adecuada ante la interacción con humanos”.

“Nuestros vehículos se adaptarán a la realidad de cada país, por eso no hay que preocuparse: la sociedad no deberá cambiar sus costumbres”, agregó Juan Manuel Hoyos, director de Márketing para América Latina de Nissan.

“En 10 años veremos más cambios que el los últimos 50”, coincidieron desde Nissan.

Adaptación

El uso de las calles no es exclusivo de los autos. En ellas conviven peatones, bicicletas y motos, que varían sus movimientos dependiendo de las costumbres de cada país. Así, por ejemplo, un peatón en Irán no cruza la calle de la misma manera que uno en EEUU.

Leer más  Un Tesla que se conducía solo chocó contra un móvil policial estacionado

¿Cómo actúa el auto sin conductor ante esa situación? El equipo de Cefkin trabaja con la idea de lograr que la conducción autónoma esté en armonía con el medioambiente.

“Muchas veces, las personas toman decisiones en base a los gestos de otras. Eso se traduce en una comunicación no intencional que en el tráfico se emplea para convivir de manera adecuada”, explicó.

Juan Manuel Hoyos Nissan

El grupo de trabajo de Cefkin analiza en la actualidad filmaciones con distintas situaciones de tráfico en gran cantidad de países. En base a las imágenes y junto a otros equipos de Inteligencia Artificial, Nissan desarrolla constantemente ProPilot, el sistema de conducción autónoma de la firma japonesa.

ProPilot ya está presente en 75.000 vehículos de Nissan, adelantó Hoyos. En 2022, el sistema será 100% independiente, por lo que el equipo de Cefkin trabaja para que los autos “tomen decisiones de manera adecuada ante la interacción con humanos”.

Integración

Los sensores y la inteligencia que darán vida a los vehículos autónomos ayudarán a integrarlos en las calles, pero no serán las únicas maneras. Nissan imagina la presencia de pantallas para adelantar una maniobra a los peatones, saludar a un pasajero o bien llevar el nombre de quien recibirá un servicio de delivery.

Habrá más. El IMx, un concept car eléctrico y autónomo, posee líneas de color azul a los costados, que también pueden ser utilizadas como un indicador de una maniobra o para bien comunicar micro decisiones a lo que están cerca.

Una de las tecnologías que más sorprendió fue Brain to Vehicle (B2V), que permite al sistema “leer” la mente del usuario y así tomar decisiones.

Leer más  ¿Comprarías un auto eléctrico? ¿Te subirías a uno que se maneje solo?

“Los autos van a aprender de lo que ven. No hay una fecha concreta para la llegada del sistema a la región, pero nos estamos preparando para que ocurra lo antes posible”, mencionó Hoyos.

“Con ese avance ganamos 0,5 segundos en la toma de una decisión durante el manejo. En el caso de un auto autónomo, el cerebro indica al sistema que algo no le gusta y el coche lo corrige. Eso ayuda al confort del pasajero”, agregó Hoyos.

Responsabilidades

El trabajo para el desembarco de la tecnología de conducción autónoma implica el diálogo con gobiernos y entidades de diversa índole.

Entre los temas a debatir se destacan las responsabilidades en casos de accidentes. ¿Quién debe pagar por los daños: el dueño del auto, un seguro o el fabricante del vehículo?

También hay incertidumbre sobre la seguridad de los autos autónomos ante ataques informáticos, un punto sobre el que Nissan fue concreta: “No podemos detener el proceso por miedo a lo que pueda suceder. A medida que introduzcamos tecnología, serán mejores las medidas de seguridad”.

 

Comentarios

Te puede interesar