El famoso barco de Greenpeace, el Rainbow Warrior III, llegó a Buenos Aires como parte de las celebraciones de los 30 años de la organización en la Argentina.

Estará abierto al público para visitas guiadas gratuitas desde el 7 al 9 de abril y durante semana santa, es decir, entre el 13 y 16 de abril. Anclado en Dársena Norte (Av. Antártida Argentina y Cecilia Grierson), se puede acceder a él desde las 10.

El Rainbow Warrior, uno de los tres barcos que integra la flota de Greenpeace, fue inaugurado en 2011. Ha sido especialmente diseñado y construido desde cero para que sea sostenible y ecológico. Es propulsado principalmente por velas de 1.260 metros cuadrados, para reducir lo máximo posible su impacto ambiental.

“El Rainbow Warrior es un verdadero guerrero que denuncia crímenes ambientales en todo el mundo. En esta oportunidad, está con nosotros en Buenos Aires para conmemorar los 30 años del trabajo de Greenpeace por la defensa ambiental en el país”, sostuvo Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina.

“En estos 30 años, logramos muchas victorias ambientales en el país, pero aún queda mucho por hacer. A pesar de existir normativas vigentes, los bosques y los glaciares todavía están desprotegidos. Por otro lado, se sigue invirtiendo en combustibles fósiles, cuando la solución está en las energías renovables. Por eso Greenpeace, inicia una nueva década junto a la gente para continuar denunciando los problemas más graves y brindar soluciones ambientales en el país”, sentenció Prieto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here