La nueva aventura de Elon Musk: una empresa para conectar computadoras con el cerebro

Cuando Elon Musk dijo que los humanos deberán fusionarse con las máquinas o serán irrelevantes nadie entendió bien a qué se refería. Ahora todo queda claro.

PayPal, SpaceX, Tesla, SolarCity e Hyperloop son solo algunas de las empresas que llevan el sello de Musk, uno de los empresarios más respetados de Silicon Valley que busca ahora crear dispositivos que se puedan implantar en el cerebro humano para comunicarse de una manera más efectiva con computadoras.

Neuralink es el nombre de la empresa que buscará alcanzar esa meta, dijo The Wall Street Journal. El diario detalló que Musk llama “lazo neural” a la nueva tecnología, que comprende la implantación de pequeños electrodos cerebrales que podrían algún día cargar y descargar pensamientos.

Musk reconoció la existencia de Neuralink, pero no dio detalles sobre la firma, registrada en California como una compañía de “investigación médica” en julio pasado.

Cyborgs relevantes

Neuralink ya contrató diversos profesionales, investigadores y académicos del campo neurológico.

Leer más  Uber perdió 200.000 usuarios y su CEO abandonó el consejo asesor de Trump

Uno de los primeros pasos de Neuralink será tratar enfermedades como epilepsia, depresión, Parkinson y Alzheimer. Más adelante, gracias a las “computadoras craneales” que desarrollaría, la empresa buscará una especie de fusión entre humanos y máquinas.

En unos cinco años, Neuralink tendría listo su sistema para conectar humanos y máquinas gracias a unos implantes que se colocarían en el cuello para luego alojarse en el cerebro. Dotados con inteligencia artificial, esos implantes mejorarán el sistema cognitivo, permitiendo que se actualice como si de software se tratara.

“Con el tiempo veremos una fusión de la inteligencia biológica y la digital. Esto se debe mayormente al ancho de banda, la velocidad con la que se conectará tu cerebro y tu versión digital. En el futuro tendrá que ser mucho más rápido”, dijo Musk unos meses atrás al explicar que los humanos pasarían a ser irrelevantes si no se unían a las máquinas.

Comentarios

Te puede interesar