Apple parece haber reconocido su error. En parte, claro. Tras eliminar todos los conectores de sus MacBook Pro en favor del USB-C y no dar facilidades a los usuarios para una migración, llegó la hora de rebajar los precios de sus adaptadores.

El sitio iMore accedió a una declaración oficial de la empresa sobre la situación, que obligaba a todos los usuarios a comprar adaptadores nuevos, ya sea para conectar un monitor o un simple disco externo.

«Reconocemos que muchos usuarios, especialmente los pro, todavía utilizan conectores antiguos para hacer su trabajo y enfrentan una transición (…) Hasta fin de año, reduciremos los precios de todos los periféricos USB C y Thunderbolt 3, así como los de los adaptadores USB-C y cables«, explicó una fuente de Apple.

Los precios quedaron así:

  • USB-C a USB bajó de u$s19 a u$s9
  • Thunderbolt 3 a Thunderbolt 2 de u$s49 a u$s29
  • USB-C a Lightning (1 metro) de u$s25 a u$s19
  • USB-C a Lightning (2 metros) de u$s35 a u$s29
  • USB-C Digital AV Multiport de u$s69 a u$s49
  • USB-C VGA Multiport de u$s69 a u$s49

¿Alcanza con esta medida? Toda transición es complicada, pero Apple parece querer hacerla peor ya que ni siquiera hay compatibilidad con los conectores del iPhone 7. En una computadora con un precio inicial de u$s1.500, agregar al menos un cable de u$s20 era una buena medida.

Vía: iMore

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here